Hexágolo, un cuento sobre los principios de la Economía Alternativa y Solidaria… por Conchi Romero :)

Escucharme, escucharme, que llevo años y siglos y miles de millones de años pa llegar hasta aquí y tengo algo que deciros. Escucharme, que nací de una mijita de barro en el camino, y dentro de ná una mijita de barro en el camino seré. Y, antes de que me vaya, quiero decir lo que pienso.

1. EQUIDAD:

Más pallá de los pliegues y los colores del pellejo, donde no importan ni el nombre, ni el dinero, ni haber nacío hembra o varón, grande o chico, pensar asín o de otra manera, más pallá o más pacá de tó esto, ¿no te das cuenta? toítos valemos lo mismo. Pa lo bueno y pa lo malo. La misma mijita de barro que me hizo a mí te hizo a ti, y esa misma mijita de barro la llevamos clavá en las entrañas. Si alguien nos mira de lejos, desde otro planeta, o si alguien coge un cacharro de estos que miran dentro del cuerpo de cada cual, ¿tú sabes lo que van decir unos y otros? ea, mira, esto es una persona.
Hay quien quiere acostumbraos al “tanto tienes tanto vales”, al “estás conmigo o estás contra mí”, a las rayas que trazan en los mapamundis pa decir “estos son buenos y estos son malos” y digo yo, una misma mijita de barro en las entrañas tienen todas y cada una de las personas vivas que hay hoy en el planeta. Y no hay más que hablar.Los científicos miran el ADN, dicen que somos “Homo Sapiens Sapiens”. Pa mi gusto, desmasiao latín y desmasiao sapiens. Es más fácil decir, que tós valemos lo mismo, que aunque veas diferencias somos tós iguales, que una mijita de barro… A choquetazos con la vida, y con la ayuda de quien me fui encontrando en el camino, aprendí esto. Algunos lo saben porque lo leen en los libros, y otros porque lo escuchamos en el recuerdo de los mayores.
2. TRABAJO:

Y si somos iguales en las entrañas, iguales somos en el trabajo. ¿quién le pone precio al esfuerzo? ¿quién decide cuánto vale tu sudor? ¿quién sabe de la dedicación y las grietas de las manos? ¿qué trabajo, por humilde que sea, no es un trabajo necesario? ¿quién y cuántos quiénes ponen tu mesa en tu casa y en la mesa, un pan? ¿quién te baja la fiebre, quién te consuela la soledad? ¿quién las caricias, quién la ropa, quién cuida de los vivos y entierra a los que fallecen?
Dicen que Dios tuvo que hacerse alfarero pa poder crear a las personas; y las personas, si es cierto que más o menos somos la imagen y semejanza de él, lo mínimo que podemos hacer es algo útil con las manos: hay quien barre, hay cose, hay quien hace muebles de madera, hay quien tiene la sabiduría de coser las heridas de las carnes, hay quien fabrica aviones que vuelan, y quien cuida de las vacas que dan la leche, hay quien hace bloques de pisos de 20 plantas y la ilusión y el esfuerzo no valen más de quien chozo o un chinchal pa quitar el frío del invierno y la calor del verano.
Tos iguales, tos diferentes. ¿quién podría decir cuál es más o menos importante?

3. SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL:

La gente se gasta los dineros en objetos y no se da cuenta de que por encima de los objetos están las personas. No sienten, ni saben, ni sufren las cuentas del banco ni los cacharros que se arremolinan en los rincones. Dos coches, una nevera, 4 televisores, dos tablets y un móvil no son el universo. Si quieres conocer el universo, deja de mirarte el ombligo, levanta los ojos y mira alrededor. A veces, el paisaje es sólo un señuelo en cartón-piedra: un centro comercial, un parque temático. Pero los objetos no surgen porque sí y se van a la tienda para que tú los compres. No. Los objetos se fabrican arañando el cuerpo dolorido de la tierra, el fondo del mar, las tripas de las montañas. De aquí sacan el coltán, de allí, el petróleo, cortan árboles y árboles, emplean el sudor y la vida de las personas para que tú digas “Qué barato, me lo compro”. Nadie te culpa por no ser consciente del crimen que cometes contra este planeta pequeño y dolorido, enfermo y ya casi, casi, sin remedio. Pero vendrán otras generaciones y dirán de ti: el abuelito no tuvo en cuenta que yo nacería algún día. Me encuentro un planeta devastado por culpa del abuelito, que hizo más caso de los anuncios de la televisión que de lo que veían sus propios ojos. Levanta los ojos y que no te lo cuenten. Cuando tus descendientes hablen mal de ti, no estaremos aquí para pasar vergüenza, pero ellos vendrán y tú serás el responsable de su desgracia. ¿qué quieres dejarles en herencia?¿una tablet vieja, 2 móviles pasados de moda, 4 faldas que no te dió tiempo a tirar o un planeta sano, donde las plantas y los animales y las personas convivan?
El planeta está enfermo. En tu mano está agravar su enfermedad o intentar remendarle las heridas que le hemos infligido. Con la buena voluntad de quien rompe y luego intenta recomponer lo que ha roto.

4. COOPERACIÓN:

Tener, tener, tener. Nadie se hizo feliz teniendo. Pero el caso es que todo el mundo se empeña en tener, comprar, gastar. ¿Todo el mundo? No. Algunos solo quieren sobrevivir. Pero, como el mundo es redondo, las personas no vemos lo que hay más allá del horizonte, donde el mundo se dobla y se esconden las personas. Y no nos damos cuenta de los problemas que ellos tienen. Si el mundo fuera plano, si no hubiera fronteras, si hubieran periódicos o noticias que nos dijeran: “allí, donde hace frío cuando tienes calor y viceversa, allí hay una persona que nació el mismo día que tú, que quiere a sus hijos lo mismo que tú, que llora sus penas lo mismo que tú, que tiene hambre (y tú sabes que no tener hambre es un lujo, porque la sacias cuando la sientes), allí, dos esquinas más pallá de este planeta que se llama mundo, hay una persona que podrías haber sido tú. Si fuera así, ¿cómo querrías que nosotros, los que hemos nacido en la abundancia te tratáramos?
No me cuentes que no llegas a fin de mes. Dime, al menos, que los tienes presentes en tu mente, que sabes cómo y por qué, y que recuerdas que tu carne es como la suya, y que el hambre, el dolor y la desgracia, no avisan, se instalan junto a nosotros y entonces todos buscamos una mano que nos conforte, una taza de caldo, un vaso de leche, si puede ser, migao con pan.
5. SIN FINES LUCRATIVOS:
“Sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da” dice Antonio que dijo su tocayo Antonio Machado.. Si estamos hechos de carne y de tiempo, sólo otras carnes y otros tiempos nos hacen ganar. Porque las ganancias en forma de billetes no son ganancias de verdad. No hacen que crezca el corazón, no nos hacen más libres ni más felices. ¿Ricos? Aquí se reparte una riqueza que nunca se agota y que sólo quienes la han experimentado alguna vez saben cómo se podría llamar. Una riqueza que nos hace grandes, que convierte las manos en racimos de las frutas que reparte.
El dinero es una forma de intercambio, convivimos con él, es un medio para conseguir, pero el fin último no es atesorar billetes, el fin último son las personas, las de hoy, las de ayer, las de mañana. Y no hay mayor riqueza que esta.
6. COMPROMISO CON EL ENTORNO:
Hay quien sabe estas cosas porque lo ha leído en los libros, y hay quien lo sabe porque a sus mayores lo oyeron contar. Que somos parte de un todo y sólo un todo en parte, que nadie vale por sí mismo casi ná, y que sólo echando mano aquí y allí, ayudando al vecino y recibiendo su ayuda, regando nuestras macetas y comprando lo justicontao, y remendando y sabiendo de dónde vienen las cosas. Sólo con esto tiene sentido ser una persona. Si no es así, seremos otra cosa, la especie que acabó con un lugar llamado Tierra, la especie que despreció un hermoso regalo que le vino de Dios o del Azar, la especie que no tuvo ojos para ver, ni orejas para escuchar, ni manos, ni pies, ni voz para decir: tengamos un poco de sentido común, que no digan de nosotros que, de todos los animales, fuimos el más irracional.

GRACIAS, CONCHI 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s